Mensaje de error

User warning: The following module is missing from the file system: smtp. In order to fix this, put the module back in its original location. For more information, see the documentation page. in _drupal_trigger_error_with_delayed_logging() (line 1128 of /home/orgullos/public_html/includes/bootstrap.inc).

La miel de un roble santandereano es la mejor de Colombia

La mejor miel de Colombia se produce en Málaga y no proviene del néctar de una flor, sino del tronco de un roble.

Un tipo de parásito llamado pulgón o áfido extrae la savia del roble y lo que le sobra de esta extracción son unas gotas azucaradas, que recoge la abeja para procesarlas y convertirlas en mielato.

“Se llama mielato y no miel porque la sustancia no proviene de las flores sino de un árbol, sustancia que luego de ser llevada a la colmena recibe el tiempo de maduración que le da la abeja, y luego se hace la recolección o extracción”. Fue lo que explicó Martha Cecilia Quicazán, profesora asociada del Instituto de Ciencias y Tecnología de Alimentos (Icta).

Entre las desventajas que tienen los apicultores al extraer el mielato es que es un producto muy denso, muy difícil de sacar después del proceso de centrifugado. “Es como cuando uno está batiendo melcocha, queda en ese punto”, cuenta José Tobías Villamizar, líder de la asociación de apicultores que resultó ganadora.

El roble del que se extrae el mielato puede alcanzar entre 30 y 25 metros de alto pero crece muy lento, cerca de 1 cm de diámetro por año. “Es una especie muy vulnerable, de difícil reproducción; falta concientizar a las corporaciones para que ayuden a proteger estos bosques, que están desapareciendo a pasos agigantados”, explica Villamizar.

Se trabaja con dos especies de abejas, una la Apis mellifera y la otra africanizada. El producto se obtiene de una zona protegida, donde no se usan pesticidas ni organismos genéticamente modificados.

La principal ventaja del mielato es que al ser tan denso, se demora más tiempo en cristalizar. Y el sabor es más suave al paladar, porque contiene un mayor porcentaje en minerales de calcio y fósforo, y como agente antibacteriano es más fuerte que la miel tradicional.

El mielato fue elegido de un concurso nacional de mieles, cuyo jurado fue integrado por miembros del Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos (ICTA). Participaron 17 grupos de todo el país y ganó una asociación mielera de Málaga, compuesta por 42 personas.

En la actualidad el mielato se comercializa en Bogotá, Tunja y Bucaramanga.